Por la Igualdad de remuneraciones entre hombre y mujeres

Por la Igualdad de remuneraciones entre hombre y mujeres

25 Septiembre 2008
El año 2001, una encuesta del INE, señala que la diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres alcanza al 31%, es decir, por cada $1.000 que gana un hombre, una mujer gana $689 por igual trabajo, lo que es absolutamente injustificado.
Sergio Ojeda Uribe >
authenticated user Corresponsal
Todas las mediciones demuestran un sostenido y significativo aumento de la participación de la mujer en la fuerza de trabajo. Pero paralelo a ello, subsisten los problemas discriminatorios y la disparidad de ingresos en materia de género.Como también la segregación laboral de los puestos de trabajo, masculinos y femeninos, aceptados tradicionalmente.
El año 2001, una encuesta del INE, señala que la diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres alcanza al 31%, es decir, por cada $1.000 que gana un hombre, una mujer gana $689 por igual trabajo, lo que es absolutamente injustificado.
Las modernas tendencias en materia de juicio laboral y la orientación que se ha dado al derecho a la igualdad, y la lucha de la mujer por sus derechos han motivado que los países a nivel mundial consignen adelantos en materia de ingresos de las mujeres comparados a los de los hombres. La brecha ha tenido una reducción, lo que es muy positivo. Según la OIT, las mujeres ganan en Chile el 87% de los sueldos de los hombres por hora, realizando la misma labor.
Esto es evidentemente un gran avance. Pero en otros países del mundo es sólo del 78%. Las brechas salariales en América Latina son más preocupantes, como es el caso de Guatemala (58%), Perú (61%), México (63%), Bolivia (63%) y Brasil (67). En Honduras, Venezuela, Panamá , El Salvador y Colombia, la brecha es menor, del 81,79, 78,77 y 75%, respectivamente.
Otro tema es la participación laboral de las mujeres en el mundo, que se ha incrementado.
En Chile la tasa de participación laboral de las Chilenas supera por primera vez el 40%. Hace 20 años no llegaba al 30%. De los 185 mil nuevos empleos creados en el último trimestre, el 67% fue ocupado por mujeres. Pero la mayoría se concentra en el comercio y en el servicio doméstico, que son los peores pagados.
¿Qué lleva a la sociedad a diferenciar entre hombres y mujeres?¿Acaso la capacidad, la inteligencia y demás dones de iniciativa, trabajo, gestión y responsabilidad, sólo está reservado para el hombre?. Se observa que la desigualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres se explica por la distribución desigual de las labores domésticas y por la concentración de las mujeres en empleos inestables, de menos responsabilidad, a menudo de tiempo parcial y peor remunerados.
Y eso no debe ser. Un Proyecto de Ley del que soy coautor, pretende terminar con estas diferencias que son discriminaciones y que ya debieran ser sólo un recuerdo del pasado.
Fotografía: CiperChile