Solucionar la crisis del agua; el nuevo reto mundial

Solucionar la crisis del agua; el nuevo reto mundial

15 Febrero 2008
Se prevé que en los próximos 20 años el promedio mundial de abastecimiento de agua por habitante disminuirá en un tercio, a causa del crecimiento de la población, del uso agrícola creciente, de la contaminación y del cambio climático.
Osvaldo Hernández >
authenticated user Corresponsal
La Tierra, con sus más de 6.000 millones de seres humanos, está enfrentándose a una grave crisis de agua. Mucho se escribe sobre esta crisis, las futuras guerras mundiales por el agua dulce, el descongelamiento de los glaciales, la falta de energía eléctrica, la escases en el consumo familiar, etc. Algunos de estos hechos ya se están desencadenado en la actualidad, por ello se vuelve urgente tocar permanentemente este tipo de temas .
En el Tercer Foro Mundial del Agua que tuvo lugar en Kyoto, Japón, el año 2003, se fue claro en cuanto a la futura crisis mundial: “Se prevé que en los próximos 20 años el promedio mundial de abastecimiento de agua por habitante disminuirá en un tercio, a causa del crecimiento de la población, del uso agrícola creciente (que hoy ya se lleva el 70% del agua dulce disponible del planeta), de la contaminación y del cambio climático”.
La UNESCO, informa que 2 millones de niños y niñas mueren cada año por falta de agua potable y 1000 millones de personas carecen de este preciado recurso.
Desde una perspectiva científica, Tim Barnett, investigador del Scripps Institution of Oceanography de University of California en San Diego, nos mencionó tiempo atrás en un medio nacional, que en Chile, la mayoría de los problemas inmediatos no estarán en el océano, sino más bien en la escasez en el abastecimiento de agua regional de glaciares. “Los glaciares de los Andes y de la Patagonia se funden rápidamente. Las personas que dependen de esa agua durante el verano sufrirán muchos y serios problemas”.
Meditando lo anterior, no cabe cabe duda que el agua es un bien esencial para la vida y su acceso es un derecho humano reconocido por la Comunidad Internacional, sin embargo, es un bien escaso y por eso, cada gota cuenta. Es por ello, que todos los Actores Sociales y Políticos, Locales, Regionales y Nacionales tienen como deber preocuparse de forma más responsable de los problemas del agua, generando planificaciones serias y no cortoplacistas, que disminuyan en un futuro los posibles riesgos de escases.
En definitiva, la solución de la crisis del agua en sus numerosos aspectos no es sino uno de los diversos retos con que se enfrenta la humanidad al confrontar la vida en este tercer milenio, este reto tiene que ser y dede ser una tarea de todos...
Y tú ¿qué opinas?