Cóndor muere por intoxicación con plomo

“Quisiera hacer un llamado a los cazadores deportivos, que se encuentran legalmente inscritos en el SAG, para que cumplan con los requisitos que establece la ley de caza, y a que sean responsables con la actividad que realizan", dijo el director regional del SAG.

Imagen de Corresponsal El Vacanudo
3,904 Lecturas
04 de Agosto, 2012 02:08

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, Región de Los Lagos, junto a la Universidad San Sebastián de Puerto Montt realizaron un trabajo conjunto para intentar salvar la vida de un cóndor hembra, que fue encontrada enferma en la provincia de Palena. 

“Lamentablemente esta hermosa ave rapaz falleció debido a la presencia de seis perdigones de escopeta alojados en su estómago”, dijo el Director Regional del SAG, explicando que “según los análisis practicados por profesionales del Hospital Veterinario de la Universidad San Sebastián, la causa de muerte se debió a una intoxicación por plomo, a raíz de la ingesta de presas de caza deportiva que no fueron levantadas de la zona por los cazadores”. 

El cóndor es un ave emblemática de Chile y su población se encuentra en estado vulnerable. Su alimentación se basa principalmente en aves y mamíferos muertos, tanto silvestres como domésticos. 

“Quisiera hacer un llamado a los cazadores deportivos, que se encuentran legalmente inscritos en el SAG, para que cumplan con los requisitos que establece la ley de caza, y a que sean responsables con la actividad que realizan. Se deben tomar las medidas del caso para evitar que aves carroñeras protegidas en nuestro país se vean afectadas”, enfatizó la autoridad regional del SAG.  
 
El SAG y la Universidad San Sebastián mantienen un convenio de colaboración en materia de cuidado y recuperación de especies de la fauna silvestre. “Las especies heridas que llegan al SAG son atendidas en la clínica veterinaria de la Universidad. En este lugar se le practican las evaluaciones y exámenes necesarios para contar con un diagnóstico sobre su salud y estado nutricional”, sostuvo Fröhlich. 

Por su parte, la doctora Natasha Barrios, directora del Hospital Veterinario de la Universidad San Sebastián explicó que “al llegar la cóndor presentaba dificultades notorias, ya que no era capaz de incorporarse, se encontraba muy débil y deshidratada, con una condición corporal extremadamente baja. A la examinación, se determinó que presentaba un cuadro de diarrea severo, sin evidenciar traumas ni fracturas aparentes. De inmediato, se le efectuaron todos los exámenes y procedimientos médicos tras los cuales se logró establecer la presencia de 6 perdigones en una sección del aparato digestivo (lumen)”. 

Finalmente la profesional dijo que “las aves presentan una alta sensibilidad al plomo. Dos o tres perdigones alojados en el sistema gastrointestinal de un ave, durante un período de 7 a 21 días, bastan para desencadenar un cuadro de plumbismo”.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.