Opinión: Los políticos y la falta de una representación real

La crisis terminal de la representación política en Chile, ha estado generando consecuencias devastadoras en el proceso democrático y en la credibilidad del modelo.

Imagen de Andrés Gillmore
1,759 Lecturas
21 de Noviembre, 2016 09:11

El significado de "representación política" tiene como base de sustentación trabajar por el beneficio de los intereses de las comunidades que representan los elegidos, que define la noción de representación y que siempre está sometida a la condición que el representante actúe en beneficio de los representados. Si ese precepto básico se vulnera, termina enconandose una crisis de grandes proporciones tal como la que estamos viviendo en la actualidad en Chile con la representación de los partidos políticos, que bajo el formato presidencialista que nos rige, que es lo más parecido a un reinado con formato democrático, la ciudadanía depende que esa representación sea efectiva y confiable; de no ser así es el inicio de una crisis de grandes proporciones y sin visos de solución.

Camilo Escalona, político de la vieja guardia del PS desde los inmemoriales tiempos de la dictadura y ex mano derecha de la actual Pdta Michelle Bachelet en su primer mandato, con algunas senadurías en el cuerpo, hace unos años entró al limbo político al no tener región donde ser elegido y desde entonces se ha dedicado a ser panelista de radio en programas políticos y estratega del PS. A principios de la semana recién pasada, ante una consulta por su futuro político tan decaído en el último tiempo, expresó que estaba evaluando ir de candidato a senador por la región de Aysén o por Los Lagos, que lo estaba analizando y que cuando lo decidiera informaría. En Aysén no se podía creer tal afirmación, que en pleno siglo XXI cuando las regiones luchan enconadamente precisamente por sacar adelante la ley de regionalización, hacer efectiva la descentralización y mejorar las representaciones regionales en el congreso; las intenciones de Camilo Escalona borra con el codo todo lo que se ha venido diciendo en los últimos años sobre el tema, precisamente por estas manipulaciones del mundo político.

Un par de días después, esta vez el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz también del PS, expresó por los medios, que renunciaría a su cargo y que se iba de candidato a senador por Aysén. En la región austral ante este nuevo interés, lo llamaron la pesadilla. Por las redes sociales los ayseninos emitieron opiniones duras a este respecto, poniendo de manifiesto una vez más, que no avalan ser intervenidos por los partidos políticos con seudos lideres, que no tienen cabida en sus regiones de origen y que no son parte de Aysén. En concreto hasta este momento los implicados no han tomado las decisiones y todo está en veremos, pero personalmente les envíe a ambos políticos vía twitter, mensajes claros informándoles que no podían pretender usar Aysén para continuar con sus intereses políticos y que en la región existe gente capaz y preparada para esos desafíos.

El caso de estos políticos con Aysén, refleja una realidad que han estado viviendo todas las regiones de Chile y desde siempre. Lo que sorprende desde el mundo ciudadano del cual soy parte, es que se pensó que estas formas eran parte del pasado, cuando los cargos públicos (que se entregan por cuoteo) posteriormente se usaban para designar candidatos a diputados y senadores, aislando de esa manera estratégica las regiones, con ideologías que no son propias, dominando con intereses foráneos que representan los partidos políticos, que indudablemente no son representativos, moldeando territorios y las comunidades con los intereses de poderosas incumbencias, bajo una supuesta representación que no es y bajo una estructura que le quita toda representación a las comunidades.

Como denominador común de estas formas arcaicas del hacer político que tanto daño nos han hecho como país, encontramos a estos seudos políticos utilizando las regiones para sobrevivir en el sistema político, porque en sus regiones de origen no tienen ninguna oportunidad al hacer un pésimo trabajo y usan la maquinaria partidista y sus filiales regionales para lograr sus objetivos; obligándolos a agachar el moño y reverenciar jerarcas llegados desde el Olimpo Santiaguino y estar dispuestos a todo para cumplir sus órdenes, con tal de tener algún cargo en el gobierno regional, que les permita sobrevivir dignamente y recibir de cuando en cuando un palmoteo en la espalda.

Muchos dicen que debemos dejarlos, que cuando se hagan oficiales sus candidaturas no votar por ellos, demostrandoles que no son bienvenidos. Pero esa solución coarta la posibilidad que gente del mundo regional tenga la oportunidad de hacerse parte y se corre el riesgo, que la maquinaria partidista consiga el objetivo y volvamos a lo mismo de siempre; en las regiones existe gente preparada, inteligente, con experiencia y estudios universitarios que están dispuestos a tomar los desafíos de la representación en el congreso.

En Aysén que es mi región y la realidad que conozco, todos los políticos afuerinos que han conseguido ser elegidos, la experiencia ha sido desastrosa.Tenemos casos emblemáticos como sucedió con Adolfo Zaldívar (DC) que con el discurso que era amigo íntimo del entonces Pdte Eduardo Frei Ruiz-Tagle, todo seria más fácil para Aysén. Con un simple llamado telefónico a Lalo como Saldivar le decía al Pdte en esos años, resolvería todos los problemas de la región. Fue elegido senador, poco se preocupó por la región y poco se le vio, estaba más preocupado de los dimes y diretes de las peleas cupulares de la DC en Santiago, del transantiago y de formar un nuevo partido (el PRI) que de los problemas que nos aquejan en ese entonces en Aysén y que no eran menores.

Sin ir más lejos el actual senador de Aysén Patricio Walker coincidentemente DC también; llegó desde Santiago con el mismo discurso y los DC de la región obligados en parte y seducidos por los trabajos que traía para ellos lo apoyaron. Su gestión desde mi punto de vista ha sido nefasta para los intereses de la región. En todos estos años ha manipulado el gobierno regional a voluntad y antojo y de acuerdo con sus intereses que no son los de la región; sacando y cambiando intendentes, gobernadores y subsecretarios, desperfilando los intereses regionales y sin velar por los problemas reales de la región, de los que de verdad importan. Además fue uno de los principales articuladores para que se aprobara la espuria ley de Pesca y sin dudarlo, puso los intereses de los grandes industriales pesqueros por sobre de los de Aysén. Para concretar esos intereses, intervino el Movimiento Social por Aysén, que estaba en contra de la ley de pesca y manipulo al vocero Iván Fuentes, para conseguir los objetivos que le mandaban los intereses foráneos y de esa forma continuar recibiendo financiación de los industriales pesqueros, (como posteriormente se comprobaría por el reportaje de TVN) y le pagó a Iván Fuentes por los servicios prestados transformándolo en diputado.

Cuando decidimos que alguien tiene los atributos para defender y representar políticamente una región, debe por obligación transmitir la idea de semejanza en los intereses de las propuestas que defiende y estas deben estar enmarcadas en un supuesto interés mutuo entre representante y representados. En la actualidad existe una fuerte dicotomía entre los intereses, desvirtuando el contenido y los objetivos. La representatividad en democracia es la línea de referencia que determina la viabilidad de las estrategias de desarrollo regional y las formas de esa estrategia constituyen la base del voto de clase, que energiza el proceso democrático. Cuando la representación se sustenta en conceptos distintos y los representantes no cumplen con su función, la forma política pierde su base de sustentación y sobreviene el caos.

La crisis terminal de la representación política en Chile, ha estado generando consecuencias devastadoras en el proceso democrático y en la credibilidad del modelo. Por ello la ciudadanía no confía en sus representantes y no esta interesada en hacerse parte de tamaña mentira y continuar avalando algo que no los representa. Con el tiempo los ciudadanos nos hemos transformado en víctimas de una representación vulnerable a los intereses personales de esas supuestas lideranzas y se han perdido los objetivos comunes que deberían tener representados y representantes, para desarrollar políticas de Estado capaces de reflejar el conjunto de las voluntades ciudadanas.
 
En la actualidad la distancia entre políticos y ciudadanos se hace cada vez más redundante, desbalanceada y desarmoniosa, con una discontinuidad asombrosa, al no ser capaces de resolver las insatisfacciones generadas por el precario estado de la eficiencia administrativa, atrayendo la radicalizando de las lógicas autorreferenciales, que en la actualidad nos dominan y nos hacen estar cada vez estar más alejados de resolver los problemas reales del país.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.