WWF Chile se la juega para conservar los lagos de nuestro sur

Iniciativa inédita en su tipo se centrará en los impactos de la actividad salmoacuícola y apunta a generar consenso sobre la necesidad de retirar los cultivos desde los sistemas lacustres. Sin duda algo que dará que hablar en la región.
Imagen de Daniel Carrillo Monsálvez
4,566 Lecturas
03 de Febrero, 2009 09:02
Con el lema “Nuestros lagos…más puros, más sanos, más naturales”, WWF Chile, la organización mundial de conservación, presentará públicamente su campaña de educación y difusión para la conservación de los lagos del sur.

Se trata de una iniciativa que, a través de trípticos, afiches, talleres y reuniones con actores claves, pretende dar a conocer las características únicas de biodiversidad de estos ecosistemas de agua dulce y describir sus principales amenazas.



Paula Moreno, encargada del Programa de Acuicultura de WWF Chile, advierte que si bien las fuentes de impactos ambientales sobre los lagos pueden ser múltiples, y que van desde la sustitución de bosque nativo hasta las descargas de aguas servidas, ésta campaña apuntará a los efectos de la producción de smolt de salmones, debido a que es una de las mayores fuentes puntuales de nutrientes, llegando incluso a representar más del 50% de los aportes de fósforo en lagos como Chapo, San Antonio, Natri y Tarahuín. Dichos antecedentes están basados en el informe técnico de WWF “Salmonicultura en Los Lagos del Sur de Chile – Ecorregión Valdiviana. Historia, tendencias e impactos medioambientales”, el cual entregó recomendaciones al sector salmoacuícola para minimizar sus impactos y contribuir a la recuperación de estos ecosistemas límnicos.


El éxodo de los centros de cultivo ubicados en los lagos es un paso que muchos actores ven como necesario, sobre todo en la actual contingencia del virus ISA, requiriéndose un fuerte compromiso de las empresas para avanzar en este tema en el mediano y largo plazo”, comentó la profesional.



En cuanto a los impactos atribuidos a la salmonicultura, se encuentra el ingreso directo de nutrientes a estos cuerpos de agua dulce, mediante los desechos provenientes del alimento no consumido y las fecas de los peces. A esto se suma el uso de antibióticos y otros químicos para el tratamiento de enfermedades y los escapes de salmónidos desde los centros de cultivo, que generan un cuadro en que estas especies exóticas compiten por alimento y espacios con las especies nativas, a quienes también pueden transmitir enfermedades.


Sin embargo, y más allá del reconocimiento de la salmonicultura como una de las principales fuentes de impacto ambiental en los lagos, junto a las descargas de aguas servidas, existen también otras actividades productivas, entre las que destacan la agricultura, ganadería, industria forestal y turismo, llamadas a reducir sus impactos.


“Las cuencas están siendo usadas por múltiples actores, por tanto la responsabilidad de su conservación debiera ser compartida por todos. El llamado entonces es ha adoptar políticas públicas y empresariales innovadoras que resguarden estos ecosistemas que son de todos”, expresa Ricardo Bosshard, Director de WWF Chile.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.